PLUTÓN EN SAGITARIO

(Último capítulo del Libro de Jeffrey Wolf Green, Plutón II: La Evolución del Alma a través de las Relaciones)

Dado que la mayor parte de este libro ha sido escrito mientras Plutón ha estado en Escorpio, siento que sería beneficioso para la mayoría de los lectores escribir algunos pensamientos sobre el movimiento de Plutón a Sagitario. A fin de entender en forma precisa las manifestaciones de Plutón en Sagitario, y las futuras dinámicas y eventos que se le correlacionan, es necesario entender el pasado que ha llevado a y creado la realidad que estamos experimentando ahora. Debemos recodar que la astrología  sólo se correlaciona con la realidad, no es la causa de ella. Y recordar también que la astrología sólo opera en relación a la realidad observada y existente de cualquier cosa-las sociedades, los acontecimientos mundanos, las personas individuales. Comprender con precisión el pasado que ha condicionado y definido el momento es comprender las probabilidades de eventos futuros, internos y externos. En este espíritu y perspectiva, quisiera comenzar esta compresión discutiendo brevemente el pasado histórico que ha conducido a nuestro tiempo.

Más allá de discutir el movimiento de Plutón en Sagitario, también es importante recordar y comprender que nada existe en sí mismo; todo en la Creación es interrelacionado e interdependiente. Así, en términos de nuestro contexto actual, la mayoría de los astrólogos reconocen que hemos iniciado el movimiento de entrada en la Era de Acuario. Y al entrar en la Era de Acuario, obviamente significa que la Era de Piscis está llegando a su culminación. Cada vez que una era llega a su culminación, la oportunidad y la intención evolutiva es que el ciclo histórico que se relaciona con esa Era deje de repetirse. A fin de que esto ocurra, todas las dinámicas que son parte de esa Era alcanzan su punto crítico en un tiempo relativamente breve. Así, este fenómeno crea un período de tiempo en el cual la experiencia psicológica de la realidad adquiere una intensidad condensada, individual y colectivamente. La experiencia condensada del tiempo así condensado permite experimentar, e idealmente comprender, la esencia de todas las dinámicas que han definido la realidad individua y colectiva. Esta comprensión permite tomar conciencia de formas reflejan los nuevos tiempos o la Era que está evolucionando hacia existir. Esta concienciación simboliza y refleja los nuevos paradigmas que debemos abrazar individual y colectivamente a fin de que puedan producirse el crecimiento y la evolución, a fin de poner término al ciclo de repetición de la historia individual y colectiva.

Desde el punto de vista de miles de años de historia, es un hecho obvio que incluso en las transiciones de las Eras, el ciclo de la historia tiende a repetirse incluso cuando la intención evolutiva es que esto no ocurra.  ¿Por qué ocurre esto? La respuesta a esta pregunta refleja la esencia misma de la premisa filosófica de los libros sobre Plutón-las cuatro condiciones evolutivas naturales del Alma. Si recordamos que el setenta por ciento del colectivo de gente habita en la condición evolutiva de Consenso, entonces podemos entender porque el ciclo de la historia rara vez deja de repetirse hasta que se producen eventos cataclísmicos  que crean una realidad en la cual no hay alternativa sino cambiar. Recordemos que el estado de consenso es un estado en que el principio operativo es Saturnino: la necesidad de conformarse a la comprensión existente de la realidad fenomenal tal como está definida por la mayoría de las personas en cualquier tiempo y lugar. Como resultado, el setenta por ciento de las personas en cualquier lugar no tienen la capacidad de retraerse y desapegarse del lugar y el tiempo en que viven. Debido a esto, no existe la capacidad para llevar adelante o aplicar las lecciones aprendidas de cualquier evento o dinámica, personal o colectivamente. Por favor recuerden que tan sólo cincuenta años atrás, durante la última Guerra Mundial, el pensamiento y el slogan colectivo que siguió a la locura de los campos de concentración era “Esto nunca volverá a ocurrir”. Desafortunadamente, ya ha ocurrido de nuevo a partir de diversos eventos en la Tierra-de los que la locura de la “limpieza étnica” de la Guerra de Bosnia es sólo un ejemplo.

Así que, al discutir las posibilidades futuras del movimiento de ingreso de Plutón en Sagitario, es esencial que comprendamos los ciclos históricos que han condicionado la naturaleza estructural de nuestra realidad existente. Y es esencial, en este punto en el tiempo, que incorporemos el hecho de que la transición de las Eras entre Piscis y Acuario sólo está comenzando. Desde el punto de vista del pasado, resulta crítico que entendamos que durante la última Era de Acuario, 25.000 años atrás, el matriarcado original se encontraba firmemente establecido. Al evolucionar hacia la Era de Acuario, parece esencial que comprendamos, del mejor modo posible, cuál era el contexto de la anterior Era de Acuario a fin de que pueda tener lugar una armonización con lo que ahora necesitamos.

En esencia, la realidad matriarcal era una realidad en la cual todas las personas vivían en armonía con las leyes naturales; las leyes de la naturaleza que son auto-evidentes. Se entendía que la naturaleza era plenamente consciente, interrelacionada e interdependiente, y dentro de la naturaleza todas las formas creadas eran vistas como co-iguales. La Naturaleza reflejada en la Tierra era considerada como Dios-no había dioses del cielo en aquel tiempo. En el mundo actual, esto es lo que llamamos Gaia. Como resultado, los sistemas de creencias de aquel tiempo estaban directamente vinculados a las leyes autoevidentes del mundo natural. Como tales, todas las personas interpretaban la realidad fenomenal desde el punto de vista de las leyes naturales. Al hacerlo así, el matriarcado vivía en un estado de equilibrio e igualdad dentro de la totalidad del resto de la Creación manifestada. Sus maestros eran las mismas leyes de la naturaleza, autoevidentes, y más específicamente, los animales y plantas a su alrededor. A los animales y plantas se los consideraba dotados de espíritus vivientes, capaces de comunicarse con las personas, y viceversa.

Dentro del matriarcado, el hombre y la mujer ordenaban su relación en directa observancia del mundo natural, mediante la observación del modo de vida de los distintos animales en su realidad, y la forma en que se actuaban los roles masculinos y femeninos. De este modo, se entendía que la fuente de la Creación emanaba del principio femenino, ya que el dar a luz y el mantenimiento de la unidad familiar dependía de los miembros femeninos en cualquier tribu o grupo de animales que observaran. En la época matriarcal, ni el hombre no la mujer sabían intelectualmente que el hombre y la mujer contribuían co-igualmente en la creación de un bebé. Así, cuando una mujer concebía un niño, se consideraba un acto mágico ligado directamente con la Fuente de la Creación en sí misma, aún cuando no existiera un concepto para esa Fuente como podemos tener hoy día. Es este hecho histórico la razón de la existencia del matriarcado. Y debido a este hecho, las formas en que hombres y mujeres se relacionaban con su sexualidad y entre ellos era también completamente diferente de cómo es hoy día. Tener sexo con una mujer era tener sexo con el aspecto mágico de la Creación. En la lengua común actual sería como “hacer el amor con Dios”. De este modo, el sexo en el marco del matriarcado era una dinámica sagrada que estaba en armonía con las leyes naturales.

En el matriarcado no existía la monogamia, no existía la familia nuclear como la conocemos, no existía la paternidad, los hijos eran criados en una base comunitaria, y los hijos hombres típicamente eran iniciados sexualmente mediante rituales específicos en la pubertad a fin de enseñarles las leyes naturales y el uso adecuado de la energía sexual. Dado que la gente en ese tiempo vivía de acuerdo con la ley natural, la forma de vida del hombre y la mujer era muy distinta de la vida en el mundo de hoy, totalmente dominado por creencias patriarcales. Por ejemplo, cada mujer tiene una naturaleza sexual dual. Por un lado, la mujer tiene la necesidad y el deseo de lo que podría llamarse un “compañero primario2. Este es el tipo de hombre que pos su propia naturaleza ser un compañero constante de la mujer. Por otra parte, cada mujer tiene el deseo natural de lo que podría llamarse un “hombre salvaje”, que por su naturaleza es la antítesis del compañero primario, y desea ser totalmente libre, no comprometido, y deseoso de plantar su “semilla” en tantos lugares como sea posible.

Existen dos razones o leyes naturales que explican esta ley evolutiva biológica. Una razón se funda en la supervivencia misma de la especie. Esto significa que, debido a que la causa primaria de muerte para el organismo humano está constituida por los virus, bacterias y parásitos, el organismo humano requiere de un fuerte sistema inmunológico para combatir este tipo de ataques. Para contar con un sistema inmunológico fuerte, éste debe ser capaz de evolucionar en el tiempo. Esta evolución o mutación se produce a través del acto sexual en el que el espermio y el óvulo se combinan para formar una nueva persona-y los sistemas inmunes se combinan para formar una nueva persona, un sistema inmune modificado producido por la fusión del espermio y el óvulo. Si la reproducción humana o la de casi cualquiera otra especie, se realizara por medio no sexual, como la célula que se reproduce mediante división, el sistema inmune se mantendría fijo o estático. Así, la especie humana ha adoptado la reproducción sexual como medio de supervivencia. Mucho tiempo atrás, cuando la población humana en la Tierra era muy reducida, la ley natural hizo necesario que la mujer estuviera disponible para tantos hombres como pudiera, que experimentara toda la diversidad posible, como expresión del instinto de sobrevivir de la especie.

Esta ley natural era también parte de la necesidad de crear diversidad en el pool genético del organismo humano. En el esperma humano existe también lo que los biólogos han llamado “espermatozoides guerreros” o “kamikaze”. Al eyacular dentro de la mujer, estos espermatozoides guerreros rodean la cerviz de la mujer a fin de bloquear o matar a otros espermios que entren en la cerviz. Estos espermios se relacionan con el sistema inmunológico del hombre que los eyacula. Así, la mujer se apareará con tantos “hombres salvajes” como pueda a fin de que actúe la ley de selección natural, y sólo se embarace de hombres fuertes vitales, a fin de garantizar la supervivencia de la especie.

La otra razón es igualmente importante, y natural. Esta razón o ley se funda en el hecho de que todos los seres vivos llevan consigo la totalidad de su acerbo evolutivo, o conocimiento, en sus fluidos sexuales. Cuando se unen los fluidos sexuales en el acto sexual se produce una osmosis en la cual cada persona absorbe en sí misma el “conocimiento” del otro. Así, la búsqueda por de una mujer en una multiplicidad de uniones sexuales tenía por objeto la expansión de su conciencia a través de la absorción de tanto esperma como fuera posible. Este era un imperativo evolutivo dictado por ley natural. Así, mediante la expansión de su conciencia, esta mujer también ayudaría a los hombres a evolucionar mediante la liberación de sus propios fluidos sexuales en el acto sexual. Cuando los hombres vivían naturalmente, estas formas naturales eran simplemente vividas sin ninguno de los problemas creados por el patriarcado, tales como la posesividad, los celos, el apego, etc. Si dudan de la validez de lo que estoy diciendo, tan sólo visiten a un biólogo evolutivo especialistas y háganle estas preguntas. El condicionamiento patriarcal puede verse impactado con las respuestas, porque estos científicos han llegado a las mismas conclusiones. Y este arquetipo dual en las mujeres aún existe naturalmente, y el arquetipo dual de hombres; el arquetipo del compañero primario y el arquetipo del “hombre salvaje”. A esto se debe que el tema de la monogamia en nuestro tiempo, en términos naturales, es una cuestión de libre elección. En otras palabras, la monogamia en el sentido de una persona que sólo está con una otra persona, no está programado en la estructura genética del organismo humano, como lo está por ejemplo, en los lobos o las águilas. Si lo estuviera, no existirían todos los problemas asociados a la infidelidad: no existiría el deseo o el impulso de no ser monógamos. Incluso dos personas que están unidas en la mejor de las relaciones, que se sienten totalmente comprometidas entre sí, pueden sentir atracciones instintivas hacia otros. Esto por sí mismo debiera servir de prueba de las leyes naturales de las que hablamos.

Como resultado de etas formas naturales de vivir, ¡no existe ningún tipo de evidencia de la existencia de guerras o violaciones de mujeres durante todo el matriarcado! Dentro de esto, no existía diferencias de clase-todo era compartido en igualdad. La gente tenía posesiones personales, sin embargo la tierra no era objeto de dominio-la tierra era de todos en una base de igualdad. Hombres y mujeres eran considerados totalmente iguales, cada cual con sus roles naturales. Dados estos hechos históricos, habría que pensar que la armonía con las leyes naturales, lleva a que cosas tales como la guerra, violaciones sexuales de mujeres o niños, dominación de género, o luchas políticas por el poder y la dominación, la psicología persona de sentirse amenazado o celoso de la pareja conducente al apego o el control, simplemente no existen o no pueden existir.  SI comparamos esto con nuestro mundo “moderno”, y las cosas verdaderamente espantosas que han ocurrido durante ya miles de años, lo anterior ¡parece ser el  ideal que habría que volver a realizar!

Entonces, la pregunta obvia sería esta-¿cómo, cuándo y por qué cambió esta forma de vivir? El cambio comenzó cuando los hombres comenzaron a darse cuenta de que tenían un rol equivalente en la concepción de los hijos. Esto puede soñar raro, pero es la razón real por la que comenzó la transición entre el matriarcado y lo que ahora llamamos patriarcado. Por razones que no están claras, esto creó un nuevo sentimiento de poder en los hombres. En términos astrológicos, esta transición comenzó durante la sub-era de Capricornio de la Era de Cáncer-¡un simbolismo interesante dado el hecho de que tanto Capricornio como Cáncer se correlacionan psicológicamente con la definición y asignación de género tal como es propuesta por el consenso de cualquier sociedad! Respecto al nuevo sentimiento de poder, comenzó la transición progresiva a la dominación patriarcal. Asimismo, comenzó a cambiar la naturaleza de los sistemas de creencias. Como resultado, comenzó a cambiar también el modo en que se interpretaba y comprendía la realidad fenomenal. En vez de vivir en el contexto de la ley natural y las creencias vinculadas a ellas, la transición progresiva al patriarcado condujo a creencias y leyes de factura humana en progresiva oposición a la ley natural. Progresivamente, en tanto el patriarcado fue asentándose y haciéndose dominante, el hombre creó sistemas de creencias cuya intención y motivación se fundaba en la necesidad de crear justificaciones de su superioridad sobre la mujer, y por extensión, sobre la Naturaleza. Esto comenzó con la doctrina de un conflicto intrínseco  en la naturaleza entre los mundos del espíritu y el cuerpo.

El cuerpo, o la “carne”, que representó en esencia la sexualidad, fue ahora presentado como una tentación que socavaba el mundo del espíritu. Así, para ser una persona espiritual, para evolucionar espiritualmente, era necesario suprimir y controlar las energías naturales que emanaban del cuerpo. La mujer ahora representaba el mundo de la carne y la vida sensual del cuerpo. Así, simbolizaba ahora la tentación, y si ésta era seguida, la caída espiritual del hombre. Este sistema de creencias creado por el hombre queda representado en muchos mitos desarrollados en este tiempo histórico, incluyendo el Mito de Jardín de Edén. Así, al afianzarse el patriarcado cada vez más, convirtiéndose en la forma de pensar mayoritaria, las mujeres fueron progresivamente sometidas a la dominación, voluntad y control de los hombres.  Es interesante notar también que durante la evolución en el período matriarcal la gente llegó a entender que existía un Creador último de la Creación manifestada. El primer nombre registrado de este Creador último fue Nammu-una diosa femenina, no un dios masculino. Se  entendió que Nammu representaba la totalidad de la Naturaleza, y se la entendió como una fuerza en evolución, no como algo inherentemente perfecto.

Esencialmente, las mujeres tuvieron, durante miles de años en el patriarcado, dos alternativas. Una mujer podía o bien declararse legalmente prostituta, en cuyo caso se le permitía tener posesiones, incluyendo tierras, y educarse, o bien podía ser una “buena mujer”. Esto significaba que debía casarse con un hombre y reducir su vida  vivir en el pequeño refugio de una casa. Nunca se le permitía dejar esa casa, ni tener posesiones, ni ser educada de modo alguno, y por supuesto, se esperaba que tuviera hijos, con la esperanza de que fueran hijos hombres. Esto era esencial para que los hombres tuviesen aún más poder, porque tener poder requería tener tierra. Para tener más poder, el marido debía poder su tierra, sus posesiones, a sus hijos hombres. Debido a esta necesidad, los hombres debían saber con quién tenían relaciones sexuales las mujeres, para saber quiénes eran sus hijos. Esto devino la base de la familia nuclear, la paternidad, la exigencia y la expectativa de que la mujer fuese monógama, y la supresión de leyes naturales incluyendo las leyes sexuales naturales. Así, se suprimió la iniciación sexual ritualizada de los hombres en la pubertad. De nuevo, todo aquello que es natural y es suprimido asume formas distorsionadas. Por ejemplo, en la épica del temprano Imperio Romano, las clases medias y los poseedores de riquezas, enviaban a sus hijos púberes a iniciarse con prostitutas profesionales. Sin embargo esto ya no ocurría de la misma forma que los en los ritos sexuales del matriarcado, que implicaban un conocimiento y una comprensión inherentes vinculada a las leyes naturales. Se lo redujo a sexualidad física de carácter más bien grosero. Con el avance de los siglos, se entendió la sexualidad únicamente en su dimensión ligada a la reproducción biológica.

En esencia, los hombres crearon sistemas de creencias que concebían un dios masculino perfecto, cuya Creación sin embargo era esencialmente imperfecta (una contradicción que escapaba su cognición intelectual por razones que a estas alturas deben ser obvias), en la cual el hombre no sólo era superior a la mujer, sino que los humanos en general eran superiores a la Naturaleza. La necesidad del hombre de dominar, controlar y subyugar a la mujer se tradujo en el derecho de dominar, controlar y subyugar a la Naturaleza y las leyes naturales. Con el tiempo, se consideró a las mujeres como inherentemente malignas (como puede verse en los escritos de los cristianos del siglo I), y se les hizo sentir culpables por ser mujeres, por que simbolizaban la caída espiritual del hombre. A partir de la idea de factura humana de Dios como esencialmente perfecto, y de que para avanzar espiritualmente es necesario suprimir la vida de la carne, se hizo a las mujeres expiar su culpa. Y se hizo que os hombres sintieran rabia por caer en la tentación encarnada en la mujer. Como señalamos antes en este libro, esta es la causa de la patología y la psicología que ahora se llama sadomasoquismo. Se enseñó al hombre y a la mujer no sólo la necesidad de sufrir para expiar su imperfección, sino también que el crecimiento espiritual en sí mismo dependía del sufrimiento circunstancial.

Progresivamente, la ley natural y la forma natural de vivir cedió el lugar a a las creencias de factura humana que estaba en directa contradicción con aquellas. Debemos recordad que todo lo que se suprime se distorsiona a nivel subconsciente, y que aquello que es natural, cuando se lo suprime, se constituye en causa de rabia. Así, el entronizarse el patriarcado, la realidad exactamente opuesta al matriarcado llegó a ser la realidad que ahora tristemente conocemos. La herencia del patriarcado incluye las guerras causa de sufrimientos atroces para los implicados (guerras que muchas veces tienen justificaciones “religiosas”), conflictos inducidos a nivel de clases políticas y económicas (por razones de propiedad), el abuso sexual y psicológico de mujeres y niños, las dinámicas psicológicas de los celos, posesividad y apego en las relaciones íntimas o maritales, la psicología de la ambición egocéntrica del auto-interés de sobrepasar a cualquier persona con quien se pueda competir, los motivos ulteriores, las agendas secretas o deshonestas, y el sentimiento egocéntrico de ser más importante que el vecino.

Debido a los sistemas de creencias patriarcales, la Naturaleza ha sido progresivamente violada por el ser humano, Con raras excepciones, los hombres ya no viven en la conciencia de su igualdad con la Naturaleza. Cuando simplemente se permite que las leyes naturales existan, la Naturaleza se mantiene en un estado de equilibrio y armonía. Las leyes naturales son auto-reguladas, auto-corregidas. Debido a la creencias de factura humanas en la superioridad del hombre sobre la Naturaleza, que consideran que ésta ha de sr dominada y usada en beneficio del hombre, el organismo humano está en un desequilibrio total con el resto del mundo natural. Las consecuencias de este hecho han llegado y continuarán llegando a su extremo durante este siglo y el siguiente.

En este punto, resulta de sumo interés observar esto a través del lente de la astrología. Desde el punto de vista de las vidas pasadas y la evolución, es notable que casi todas las personas sobre el planeta hoy en día tienen los Nodos Sur de los planetas Júpiter, Saturno y Plutón en Capricornio, y los Nodos Norte en Cáncer. También, la mayoría de nosotros tenemos el Nodo Sur de Neptuno en Acuario, y el Nodo Norte en leo, y el Nodo Sur de Urano en Sagitario, con su Nodo Norte en Géminis. ¿Qué significa esto? Significa que casi todas las personas actualmente en el planeta han tenido vidas pasadas exactamente en la época en que estaba vigente el matriarcado (Nodo Sur de Neptuno en Acuario) y vidas en la época en que se inició y se aceleró la transición del matriarcado al patriarcado (Nodos Sur de Júpiter, Saturno y Plutón en Capricornio). El Nodo Sur de Urano en Sagitario en la mayoría de nosotros significa que la mayoría de nosotros hemos tenido a lo menos algunas vidas en tribus, culturas o sociedades definidas por las leyes naturales. Y ahora, aquí estamos, en la precariedad de la época misma en la historia de la Tierra, frente a un retorno galáctico 25.000 años después del matriarcado original.

Entonces, ¿por qué está ahora sobre la Tierra este colectivo de almas? Esta relación de este grupo con su pasado en este punto en el tiempo sugiere que este grupo está aquí a fin de aplicar las concienciaciones y lecciones de aquellos tiempos distantes a nuestro mundo de hoy, y al futuro. Sugiere que la verdadera espiritualización ocurrirá cuando recordemos nuestra raíz espiritual última (Nodo Sur de Neptuno en Acuario). Luego, implica un retorno a la forma de vida de matriarcado, un estado de absoluto equilibrio con la Naturaleza y las leyes naturales. Al hacerlo, se producirá la disolución (Neptuno) de las creencias de origen meramente humano de carácter patriarcal. A partir de esta raíz espiritual original, la forma misma en que interpretamos la realidad fenomenal cambiará también, debido a que la naturaleza de nuestras creencias se realineará con la Naturaleza y la ley natural. Este es en realidad el significado de tener los Nodos Norte Júpiter, Saturno y Plutón  en Cáncer-el retorno a nuestro origen original (Cáncer) en términos de nuestras vidas en la Tierra. Al hacerlo, la naturaleza misma de nuestra autoimagen (Cáncer) individual y colectiva se metamorfoseará (Plutón) mediante la eliminación y disolución de los pensamientos y creencias artificiales promovidas por el patriarcado (Capricornio).

En esencia, nos realinearemos con la autoimagen verdadera y original que siempre ha estado ahí desde el comienzo de los tiempos. Al hacerlo, se producirá una realineación e integración de los cuerpos físicos, emocionales y espirituales en un estado de equilibrio. El espíritu y la carne no serán más entendidos como antagonistas. Como resultado, se removerán las creencias patriarcales conducentes a la supresión de aquello que es natural. Una vez removidas, dejarán de existir las distorsiones del comportamiento causadas por esa supresión. Como resultado, dejarán de existir los factores causales conducentes a todo tipo de rabias desplazada. Mediante el retorno a una realidad colectiva e individual definida (Saturno) por las leyes naturales (la Era de Acuario original), volveremos a un estado de equilibrio, no sólo con nosotros mismos como organismo colectivo, sino también con el planeta. Con el Nodo Norte de Neptuno en Leo, parece claro que la generación de Plutón en Leo debería ser la generación inicial que progresivamente enuncie esta necesidad y esta visión. Tal como el gran astrólogo Dane Rudhyar indicó y predijo, esta generación producirá “personas semillas” clave en la década de 1990 que inicialmente promoverá la visión de un nuevo paradigma que refleje la Era de Acuario que está comenzando a manifestarse. Y, en términos evolutivos, esto se produce primariamente a través de la diseminación de ideas que pueden ahora migar por todo el planeta por los medios impresos, películas, televisión, y demás tecnologías de la información, como puede verse en el Nodo Sur de Urano  en Sagitario y su Nodo Norte en Géminis, para la mayoría de la gente en el planeta hoy en día.

Una simple revisión de la historia reciente ilustrará el punto de que la generación de Plutón en Leo sea la generación inicial en promover la necesidad de adoptar un nuevo paradigma y una nueva visión. Entre mediados y fines de la década de los 60, existió una creciente rebelión de esta generación contra las normas, costumbres, morales y las religiones predominantes del consenso de las sociedades de ese tiempo. Esto incluyó una rebelión total contra el modo en que hombres y mujeres debían relacionarse, incluyendo la institución matrimonial. Como resultado, hubo una “revolución sexual” total (¿recuerdan el eslogan del “amor libre”?). Dentro de esto, hubo una búsqueda activa de información y sistemas de conocimiento de otras culturas y otros tiempos, y un fuerte foco en la expansión de la conciencia mediante el uso de drogas y diversos sistemas espirituales de Oriente y formas de Magia y Wicca de Occidente. Comenzaron a presentarse las discusiones medioambientales, dado que muchos querían volver a asumir la sacralidad de la Tierra. Todo esto ocurrió mientras el planeta Neptuno transitaba por Escorpio, formando una cuadratura en T a sus Nodos Sur y Norte. Al mismo tiempo, Neptuno formaba una cuadratura al Plutón natal en Leo de dicha generación. Esto correspondía al tránsito de Plutón en Virgo. Este tránsito formaba una cuadratura en T con los nodos de Urano. Y como si no fuera suficiente para gatillar la rebelión de esta generación, el tránsito de Urano estaba en Libra en conjunción con la posición de Neptuno de toda la generación, indicando una rebelión total contra la asignación de género y los roles definidos por ésta en las relaciones. Teniendo presente que los Nodos Sur de Júpiter, Saturno y  Plutón, se encuentran en Capricornio, con sus respectivos Nodos Norte en Cáncer, el tránsito de Urano en conjunción con el Neptuno natal de dicha generación gatilló la cuadratura en T natural entre el Neptuno natal y sus Nodos. En este tiempo comenzó el movimiento de las mujeres.

Desde esa década, los movimientos que se han difundido han aumentado hasta el punto de  crear una conciencia colectiva de los temas relativos al medioambiente, la disolución de las barreras entre razas y entre clases, los derechos de las mujeres y los niños, y un retorno creciente de las mujeres a las posiciones de poder. Durante el tiempo en que Neptuno y Urano han transitado por Capricornio, en relación con Plutón en Escorpio, todos los oscuros y escondidos secretos del abuso sexual de mujeres y niños se han revelado. El “niño herido” se convirtió en un cliché en los círculos terapéuticos. Y durante 1992, más y más mujeres fueron elegidas para asumir puestos de gobierno. Esto ocurrió en tanto los tránsitos de Neptuno y Urano hacían conjunción con los Nodos Sur de Plutón, Júpiter y Saturno en Capricornio. Esto ha incluido la elección de mujeres para gobernar países patriarcales como Turquía y Paquistán.

No pretendo sugerir que de algún modo volveremos a una realidad en la que todos nos vestiremos con pieles de búfalo y viviremos en tipis, por así decirlo. Por supuesto que esto es totalmente imposible dada la naturaleza de nuestro mundo actual-autopistas, supermercados, etc. Sí quiero decir que debemos aprender cómo aplicar las leyes naturales en el contexto de estos tiempos y los tiempos por venir. Este es el requerimiento y el desafío específico. El estudio de la historia, y la comprensión del hecho de que el 70% de la gente se encuentra en un estado de Consenso, pareciera que aquello que es necesario en términos evolutivos reflejados en la Era d Acuario que emerge no se va a producir a través de una iluminación colectiva repentina como suponen muchos autores del “New Age”.

Más bien por el contrario, estos cambios necesarios, con toda probabilidad, se producirán por medio de la necesidad circunstancial. Típicamente, esto se manifestará en eventos cataclísmicos de diverso grados de intensidad hasta que no quede otra alternativa que cambiar. El mayor peligro para nuestro planeta sigue siendo el de las bombas nucleares y de las tecnologías que éstas engendraron. Más adelante discutiremos las distintas maneras en que este peligro podría manifestarse. En este punto, es interesante considerar que el planeta Plutón, que se correlaciona directamente con la fisión nuclear y los fenómenos relacionados, fue descubierto cuando se encontraba en conjunción con su propio Nodo Norte en los 18° de Cáncer, y opuesto a su Nodo Sur. En el momento del descubrimiento, Plutón estaba asimismo conjunto al Nodo Norte de Saturno, también en los 18° de Cáncer. Esto debiera servir para despabilar a cualquiera que debata la relevancia de los Nodos de los demás planetas.

Luego de pocos años del descubrimiento de Plutón, entraron en movimiento las ruedas que llevaron a la invención de la primera bomba atómica. La guerra fue la justificación de este artefacto de destrucción masiva, pero hay que recordar que las guerras sólo han ocurrido desde que el patriarcado comenzó su dominación de la realidad individual y colectiva. También es interesante notar que inventor principal de la bomba atómica, Oppenheimer, era un devoto de la Diosa Hindú Kali, una deidad femenina (Cáncer) de la destrucción y el renacimiento. SU intención y su esperanza (Plutón) era que, si construía este artefacto, nunca existiría una amenaza de guerra en razón del mismo poder destructivo de la bomba-nunca nadie se atrevería a que ella se usara. Desafortunadamente esto no ocurrió así. Este solo invento, por sí mismo, ha alterado por completo y para siempre la naturaleza estructural de nuestra realidad (Saturno). Aquí nuevamente vemos la relación entre el tiempo en que comenzó la transición, la sub-era de Capricornio de la Era de Cáncer, y el colectivo de gente que está actualmente en el planeta. ¿Podría haber algún peligro mayor de violación de la Naturaleza y de la ley natural, que el espectáculo y la tragedia de este invento? El verdadero horror de esta posibilidad fue demostrado durante la Segunda Guerra Mundial cuando Estados Unidos arrojaron la bomba en Japón. Y claro, esto ocurrió cuando Plutón transitaba por Leo, y ¡formando una conjunción con el Nodo Norte de la Luna en la carta natal de EEUU.! Este evento fue la causa de que Estados Unidos se convirtiera en una superpotencia mundial, y alteró la forma en que humanidad se relacionaba consigo misma (el tránsito de Plutón en oposición al Nodo Sur de la Luna en Acuario en la carta de EEUU.). El punto aquí es entender que Acuario, Urano y la Casa Once pueden correlacionarse con una alteración radical de las condiciones existentes, con cambios totales y repentinos. Incluso cuando la crisis de los misiles cubanos llegó a su máximo en 1962, y nadie en la Tierra sabía si vivirían  o morirían, ¡el Nodo Sur de la Luna y Saturno en tránsito estaban conjuntos al Nodo Sur de la Luna (en Acuario) en el horóscopo de EEUU.!

Entonces, ¿cuál es el mensaje y la enseñanza en todo esto? Al comenzar este “retorno galáctico”, el planeta Plutón está moviéndose para entrar en Sagitario. Neptuno y Urano transitarán Acuario por los próximos ocho a diez años, en conjunción con el Nodo Sur de Neptuno. ¿Qué podemos esperar para nuestro futuro individual y colectivo, respecto a nuestra “realidad” actual? Estaremos de acuerdo en que ninguna proyección o predicción puede ser absoluta. Pueden existir decisiones individuales y colectivas en cualquier momento que afectarán o influenciarán los eventos o fenómenos subsiguientes. Y, por supuesto, la próxima Era de Acuario durará unos 2.500 años-una gran cantidad de tiempo para realizar las intenciones y cambios arquetípicos. Por ello, a lo más podemos hablar sobre probabilidades respecto a las tendencias existentes, individual y colectivamente. Y dado que tanto en nuestro futuro individual y colectivo depende de las decisiones, sólo podemos hablar de manera realista sobre posibilidades futuras para los próximos veinte a treinta años, a lo sumo. Es en este espíritu y en esta perspectiva que orientaré mis pensamientos sobre el futuro.

La intención arquetípica de Acuario y Urano es la liberación de cualquier condición pre-existente que está impidiendo el necesario crecimiento o cambio-el alterar radicalmente las condiciones existentes a fin de que pueda producirse el crecimiento. En relación con el movimiento de Plutón en Sagitario, se manifestará inicialmente respecto a la Naturaleza y la ley natural. Sagitario como arquetipo se relaciona directamente con las verdades y leyes inherentes que se correlacionan con el misterio aparente de la Creación manifestada. Desde la aparición del patriarcado, se ha producido un desequilibrio  creciente entre la especie humana y en resto de la Naturaleza y las leyes naturales. Los efectos son obvios: la destrucción de la atmósfera (Acuario) que está dando lugar a un aumento de la radiación sobre la superficie del planeta, la contaminación total de nuestra agua, la contaminación creciente de los suministros de alimento, el espectáculo horrible de cientos de especies de diferentes formas de vida que se extinguen día a día, la rapiña de la Tierra misma mediante la tala de los bosques y de la selva tropical, etc. Considerando a Plutón como uno de nuestros grandes maestros respecto a reconocer los límites de cualquier cosa, claramente estamos comenzando a llegar al límite en este tipo de destrucción. Como consecuencia, la Naturaleza comenzará progresivamente a reaccionar contra el organismo humano de maneras que necesariamente atraigan la atención de la gente. Y esto es intencional desde el punto de vista de la Naturaleza, o Gaia, a fin de enseñar al organismo humano sobre los efectos de las engañosas doctrinas patriarcales que promueven la dominación de la Naturaleza por el hombre.

Los vehículos que atraerán la atención de la gente se manifestarán a través de eventos terrestres cada vez más intensos, tales como terremotos, erupciones volcánicas, tormentas destructivas como huracanes, tornados, tifones (cuando fue la última vez que se pueda recordar de la manifestación de seis o siete huracanes simultánea o sucesivamente en el Caribe). El calentamiento progresivo de la atmósfera debido al efecto invernadero, producido por la actividad humana, con toda probabilidad causará un aumento de la temperatura del planeta de dos a seis grados  dentro de los próximos cien años.  Los efectos a nivel de las costas serán cataclísmicos desde el punto de vista de la gente, y de industrias establecidas allí. A este se suma el hecho de que el agujero de la capa de ozono es actualmente mayor que el continente europeo. El aumento de la radiación que esto crea será la causa de mutaciones genéticas en múltiples formas de vida, expuestas directamente a esta radiación. También pueden existir en el futuro accidentes nucleares  como el Chernobyl. Y ¿cuáles son los efectos a largo plazo de los niveles actuales de contaminación por desechos nucleares, con los que nadie parece saber qué hacer?

Esto nos significa, en todo caso, que de algún modo toda la costa este de los EEUU. vaya a desprenderse, como muchos autores de la “Nueva Era” han predicho, y también Edgar Cayce. Aquellos que han estudiado geología, cosa que yo he hecho, esto es simplemente imposible debido a la naturaleza de las placas tectónicas en esta parte del planeta. Eventos muy difíciles se producirán en esta parte de la Tierra, pero no producirán un desprendimiento de este tipo. Una fractura así está actualmente en curso por el flujo de mareas de las placas tectónicas, pero un evento de esas características tomará cientos de miles de años en producirse. Además de los efectos  para la vida humana, lo que llamará la atención de la gente será el costo material de esta destrucción. Dentro de esto, la extinción en curso de cientos de formas de vida al día creará perturbaciones crecientemente cataclísmicas en los bio-medioambientes cuyo equilibrio e integridad  depende de las variadas formas de vida que se están extinguiendo. Este tipo de desequilibrios de proporciones cada vez más cataclísmicas pondrán en movimiento una reacción en cadena que afectará a toda otra forma de vida dentro del sistema total que llamamos Tierra. Hay tantos ejemplos que podrían citarse acerca de esto. Por ejemplo, en Sudamérica existe un peligro en aumento para los seres humanos debido al aumento explosivo de la población de una variedad de orugas cuyas púas son mortales para los humanos, causado por la casi extinción de sus predadores naturales, por causa del hombre.

Otra forma mayor en que la Naturaleza se rebelará (Acuario) contra el organismo humano es a través de la progresiva mutación (Plutón) de las formas de vida llamadas bacterias y virus. Aquellos que han seguido mi trabajo a través de los años, o que han asistido a mis conferencias, saben que he estado hablando sobre esto por un largo tiempo.  Años atrás, cuando Plutón comenzó a transitar por Escorpio, afirmé que estas formas comenzarían a mutar a fin de sobrevivir. El instinto de supervivencia en todas las formas de vida está simbolizado por el signo de Tauro, y dado que Tauro es la polaridad natural de Escorpio, y toda la realidad espacio temporal opera mediante polaridad, era una deducción muy fácil de hacer. Estas formas de vida debían comenzara a mutar a fin de sobrevivir a las drogas alopáticas cada vez más potentes, y debido a los terribles desequilibrios en la Naturaleza causada por la acción del hombre. También afirmé que muchas de estas mutaciones de bacterias y virus se volverían más peligrosas para la vida humana, por la necesidad de la Naturaleza de equilibrar el impacto de una especie demasiado dominante. Y sostuve que el medio de transmisión de persona a persona sería primariamente el intercambio de fluidos  de una u otra forma, en tanto Plutón permaneciera en el signo de agua de Escorpio. Desafortunadamente, esto ha ocurrido así.

Con Plutón ingresando ahora a un signo de Fuego, y Neptuno y Urano entrando en un signo de aire, puedo sostener que a lo menos un tres a cuatro por ciento de estos virus y bacterias se difundirán por el aire (atmósfera) que todos compartimos. En nuestro tiempo, esto es particularmente problemático por el tipo de medios de transporte, tales como los aviones que llevan personas de una tierra a otra todos los días. Esto producirá un intenso enfoque de la industria médica en sus intentos de enfrentar y ajustarse a este fenómeno. Nuevos avances se van a generar debido a esto, que van a involucrar en forma primaria la ingeniería genética, nuevas medicinas y drogas alopáticas, y tecnologías que busquen minimizar los efectos de la industria de viajes. No requiere un gran salto de la imaginación visualizar los efectos de esto a nivel de la población humana. Recordemos que Sagitario forma una inconjunción natural con Tauro y Cáncer-la supervivencia misma (Tauro) de la especie se verá amenazada, lo que impactará no sólo en la familia global, sino la inmediatez de nuestras familias (Cáncer) y amigos (Acuario). Esto sin duda atraerá la atención de la gente.

El impacto en aumento de estos fenómenos necesariamente creará una crisis en los sistemas y estructuras de creencias de todos en el planeta. Virgo y Piscis son los arquetipos que se correlacionan naturalmente con las crisis, y Plutón ingresando en Sagitario crea una Gran Cruz mutable natural que también incluye la polaridad de Sagitario, Géminis. Esta crisis en necesaria en razón al propósito mayor de disolver o eliminar los sistemas de creencias que determinan como interpretamos la realidad fenomenal, definidos por el patriarcado. En otras palabras, en algún punto la gente comenzará forzosamente a darse cuenta de que ¡la Naturaleza es efectivamente más fuerte y poderosa que el organismo humano! El eje Virgo/Piscis, respecto a Sagitario, creará una necesaria humillación del ego humano colectivo que requerirá ajustes completos (el arquetipo mutable) en la naturaleza de nuestros sistemas de creencias, que resulten en un retorno a las leyes naturales y a una vida en equilibrio con la Naturaleza total.

Dentro de esto, las facciones fanáticas de todas las tradiciones religiosas patriarcales se volverán aún más fanáticas a fin de imponer a las mayorías sus agendas morales muy limitadas de carácter patriarcal. Ya lo hemos visto, sin embargo se volverá aún más extremo. Incluso al tiempo de escribir esto podemos ver en los EEUU. a personas con aspiraciones presidenciales cuya intención, si resultan electos, será usar la Biblia como la base misma de su administración. Tales personas nunca ganarán una elección libre en ninguna parte porque sus agendas no reflejan la voluntad de la mayoría de la gente. Sin embargo, en algunos países debido a no poder ser electos en forma libre y transparente, la inflación de sus delirios de grandeza y los derechos que se atribuyen se manifestará en intentos de forzar sus agendas en no sólo en sus propios países, sino también exportando y forzando sus agendas en otros países. El medio que se usará para hacer esto será el terrorismo-terrorismo religioso que se justifica a sí mismo mediante sus creencias. El real peligro en el futuro, respecto a este tipo de grupos, es el terrorismo  religioso/nuclear/biológico-pequeños grupos de fanáticos religiosos que consigan tener en sus manos variados tipos de armas nucleares y agentes biológicos, poniendo esencialmente al planeta de rehén para la implementación de sus agentes. Esto llamará la atención de la gente. Y necesariamente ocurrirá para que se produzca el propósito evolutivo mayor: la eliminación y disolución de los sistemas de creencias patriarcales que en primer lugar han ocasionado que esto llegue a ocurrir. En esencia, ¡se volarán a sí mismos en pedazos!

En términos históricos, la última vez que Plutón ingresó en Sagitario cuando Neptuno y Urano también transitaron por Acuario, fue al comenzó de la revolución en la conciencia humana que se conoce como Renacimiento. Esta revolución reflejó un cambio drástico desde la percepción de Dios y la Iglesia como todopoderosos, al resurgimiento del humanismo. También se correlacionó directamente con el comienzo de las disciplinas que luego se llamaron ciencias naturales, o la observación de la Naturaleza y las leyes naturales. Fue este el tiempo de Nostradamus, quien tenía a Plutón en los primeros grados de Sagitario. Y, por supuesto, Nostradamus dio a conocer sus famosas visiones, que abarcaron un período de miles de años hacia el porvenir. Su motivo al difundir sus visiones fue la esperanza de que sus aspectos cataclísmicos no se llegaran a producir, si la gente estaba advertida de antemano. Desafortunadamente, sus advertencias no fueron, y hasta ahora no han sido, consideradas. Por ello, muchas de sus visiones y predicciones se han hecho realidad. Mi opinión y visión de este mismo ciclo que ahora nos desplazaremos de humanismo a un enfoque centrado en lo que se llama Gaia-la Tierra como un todo viviente, plenamente consciente, interrelacionado e interdependiente, con una reorientación hacia las leyes naturales como nuestros maestros.

Un evento posible que atraerá la atención de la gente puede ser la manifestación en la Tierra de formas de vida de otras galaxias y universos, como manifestación presenciada por el colectivo, y no sólo por unos pocos. Imaginen el efecto que esto tendría en el estado consensuado de la gente en todas partes. Imaginen el efecto en la naturaleza de nuestras creencias (es decir, en personas como Carl Sagan que ha expresado que somos los únicos), y en como interpretamos la realidad fenomenal. ¿Quién puede decir si esto realmente ocurrirá? Ciertamente yo no puedo. Mi sentimiento intuitivo es que esto es probable, debido al extremo desequilibrio actual en la Naturaleza. Esta distorsión requiere un shock al Alma colectiva. Una variación de este tema podría producirse a partir de la astrofísica. Sagitario es el arquetipo de la conciencia que nos hace conscientes de nuestra conexión con algo mucho mayor que la Tierra, como las estrellas y galaxias que vemos por la noche. Acuario es el arquetipo de la conciencia que observa la vida en forma desapegada. Hoy día, con el telescopio Hubble orbitando por encima de la Tierra, observando lejanas galaxias, se producirán nuevas observaciones que desafiarán completamente nuestra visión preexistente sobre la estructura y la naturaleza de la realidad misma. El carácter de este desafío estará relacionado con las leyes naturaleza-aquello que es inherente y natural. El punto aquí es que existirán cada vez nuevas observaciones de este tipo sobre el “espacio exterior”. Y progresivamente, estas observaciones tendrán el efecto de alinear al ser humano de vuelta a un estado de armonía con las leyes naturales.

En particular, mientras observamos los tránsitos de Neptuno y Urano cada vez más cercanos al Nodo Sur de Neptuno (ie. 9° de Acuario), podemos anticipar increíbles descubrimientos de este tipo. Y el carácter de estos descubrimientos sacudirá de muchos modos nuestras ideas preexistentes sobre la naturaleza de la “realidad”.  Incluso dentro de nuestro sistema solar, esto ya está ocurriendo. Recientemente EEUU. envió un artefacto espacial llamado Galileo al planeta Júpiter. Este artefacto está orbitando Júpiter. Dirigió una sonda a la atmósfera de Júpiter. Esta sonda recogió datos que actualmente está poniendo a prueba el conocimiento científico existente sobre la naturaleza y estructura de este planeta gigante. El simbolismo de este evento es interesante. La nave madre Galileo orbitó el planeta en una forma desapegada (Acuario) y envió una zona para penetrar su atmósfera (Plutón), lo que ha tenido el efecto de confrontar (Plutón) el carácter de las creencias preexistentes sobre él (Sagitario). Dado que Júpiter rige el signo de Sagitario, ¿es coincidencia o sincronicidad que esto ocurra cuando Plutón transita por Sagitario? 500 años atrás, cuando este ciclo ocurrió anteriormente, tuvo lugar el descubrimiento de “nuevos mundos”, con el envío por las naciones europeas de diversas naves a descubrir nuevos continentes. Esta vez, situado este ciclo en el contexto de la Era de Acuario emergente se correlacionará con el descubrimiento de “nuevos mundos” en el espacio, y la colonización de a lo menos un planeta en nuestro sistema solar-Marte.

Desde un punto de vista individual, el tránsito de Plutón en Sagitario, respecto a Neptuno y Urano transitando por Acuario, se correlacionará con muchas dinámicas interesantes. Una de ellas será l actualización progresiva de la verdad personal de cada individuo, respecto a la liberación o rebelión de los patrones de condicionamiento religioso, social y parental. Dentro de esto, cualquiera de nosotros que haya estado, o esté, utilizando máscaras o personas que esconden quienes realmente son, experimentarán dinámicas internas y externas que removerán estas máscaras falsas. Nuestra realidad o verdad auténtica será revelada. Esto puede crear situaciones problemáticas en términos de nuestras relaciones íntimas, amistades o relaciones profesionales. Este será un tiempo de creciente desasosiego en tanto el deseo interior de crecer aumenta su intensidad. Este desasosiego interior se manifestará en muchos como en desasosiego externo, reflejando el deseo de cambiar dinámicas y condiciones de su realidad. Para muchos, esto se traducirá en el deseo de vivir en nuevos lugares, o de ver nuevos lugares. Colectivamente, esto se manifestará como tremendos flujos migratorios de gentes de un lugar a otro. Esto a su vez llevará a ciertos gobiernos a cambiar sus políticas sobre inmigración a fin de controlar sus fronteras.

También tendrá lugar el interesante fenómeno de que más y más personas comiencen a “desconectarse” de la avasalladora cantidad de noticias e información que continuamente nos bombardea desde todas direcciones. Es esta una dinámica del hemisferio cerebral izquierdo (Géminis, Virgo) a la que el Ama individual se opondrá en forma creciente (Plutón en Sagitario). El movimiento de Plutón en Sagitario progresivamente desplazará el centro gravedad de la conciencia del hemisferio cerebral izquierdo al hemisferio derecho-de lo lineal y empírico a lo no-lineal e intuitivo. En esencia, esto es reflejo de necesidades colectivas y de cada individuo, de profundizar (Plutón) su sintonía y escuchar lo que ocurre internamente en cada uno. Debido a esto, los individuos y el colectivo confrontarán y se rebelarán contra la superficialidad (Géminis) provenientes de cualquier fuente, incluyendo los líderes de gobierno. Esto es exactamente el porqué cualquier líder que intente hablar de la verdad de lo que está ocurriendo recibirá una respuesta positiva del colectivo, sin importar su afiliación de partido. A la inversa, cualquier líder que diga alguna cosa queriendo decir o en realidad buscando lo contrario, se verá expuesto y experimentará una caída del poder. Un ejemplo perfecto de este punto, al momento de escribir esto, es el peligroso Newt Gingrich en EEUU., y el ala extremadamente conservadora del Partido Republicano que representa. El y su agenda se han visto revelados pese a todas las palabras (Géminis) reflejadas en su “Contrato (Plutón) con América”. Al convertirse en Vocero de la Casa, su popularidad se encontraba muy alta. Al tiempo de escribir esto (Enero de 1996), su popularidad es menor a la del ex presidente Nixon durante el caso Watergate. Se ha visto expuesto, y la gente ahora puede ver a través de él, gracias al movimiento de Plutón en Sagitario-identificación de la verdad real de cualquier cosa. Su caída comenzó exactamente cuando Plutón tuvo la gracia de entrar en Sagitario en Noviembre de 1995, formando progresivamente una oposición a su Mercurio, Urano, Saturno y Sol en Géminis. Y este mismo efecto, otra vez, le ocurrirá a cualquier persona o líder que lleve máscaras falsas.

En tanto cada individuo se desconecte progresivamente del bombardeo de información de muchas fuentes, acceda a su hemisferio derecho y se sintonice con este, se producirá el efecto de Neptuno y Urano en Acuario-una rápida evolución del cerebro a través de la producción de dendritas que se manifestará como nuevos pensamientos o concienciaciones intuitivas que reflejen verdades inherentes o naturales no sólo sobre sí mismos, sino también sobre la naturaleza intrínseca de la Creación. Así, al arrojar lejos los grilletes del condicionamiento patriarcal, necesariamente cambiará, para mejor, la forma en que han estado interpretando la dinámica que llamamos Self, y la forma en que han estado interpretando lo que llamamos “realidad”. Un efecto interesante de este “desconectarse” será un progresivo conectarse con cosas tales como Internet. Aquí, la gente se encontrará con otros de una manera típicamente Uraniana, a través de la comunalidad de ideas. Dado que Internet también permite un total anonimato, permite a las personas una interesante libertad para explorar pensamientos, deseos o necesidades que de otro modo no tomarían en cuenta. Internet permite a las personas conectarse con otras personas en todo el mundo, y opera más o menos al margen de las posibilidades de los gobiernos de controlarla, sin cortar el suministro eléctrico. Debido a esto, puede constituirse en un vehículo de creciente rebelión y una relativa anarquía contra cualquier gobierno excesivamente dictatorial y restrictivo de los derechos individuales. Incluso al momento de escribir esto, Alemania ha intentado censurar contenidos orecido por la Internet. Cualquier gobierno puede intentar hacerlo, pero la gente encontrará maneras de evadirlo, dada la naturaleza de Internet. De hecho, es lo que ha hecho la gente en Alemania. En cierto sentido, puede convertirse en el nuevo “opio del pueblo”. Con el movimiento de Plutón en Sagitario, Internet (Acuario) con toda probabilidad tendrá otra aplicación en cuanto a la educación. La educación se correlaciona con Sagitario y Géminis, y así, es probable que Internet ofrezca oportunidades educativas que nunca antes existieron. Esto incluirá la posibilidad de obtener educación universitaria completa a través de Internet cuando más y más universidades en el mundo ofrezcan sus programas por esta vía. Esto puede incluir también movimientos de colegio en casa, cuando más y más personas se agrupen y combinen sus recursos dedicados a la educación de sus hijos fuera de las estructuras educacionales normales de muchos países.

Quiero enfatizar otra vez que estamos entrando en un proceso evolutivo de 2.500 años. Así, los ajustes evolutivos necesarios tomarán largo tiempo en realizarse. Si uno se proyecta lejos en el futuro, hasta el fin de la Era de Acuario, utilizando la astrología como los lentes para esta proyección, parecería claro que habrá un período de 200 años, justo al fin de la Era de Acuario, lo que puede probar que “el condensado e intenso período de tiempo” en el cual se acentúen todas estas dinámicas determinará la supervivencia futura de la especie humana como la conocemos, y de la Tierra como la conocemos. Esto será cuando el Nodo Sur de Saturno de desplace a Acuario, y el Nodo Sur de Plutón se desplace también a Acuario. Saturno llegará a este punto exactamente el 2500 y Plutón exactamente el 2700. Nostradamus predijo para estos 200 años un tiempo de paz mundial en el cual se establecerán firmemente las comunidades galácticas luego de un período de cataclismos masivos. Su visión específica fue, en sus palabras: “habrá una hecatombe que ocurrirá cerca del fin del milenio. Luego, aquellos que entraron en la tumba, saldrán”. Este período de 200 años comienza con el ingreso en Acuario del Nodo Sur de Saturno. Ese día, ¿adivinen qué? Plutón estará en el 28° de Sagitario (el centro galáctico), y Neptuno y Urano estarán nuevamente en Acuario. Sólo podemos esperar que las palabras de Jesús sean entonces verdad: “los últimos serán los primeros”. Mi oración por todos nosotros es que pronto despertemos, y tomemos las decisiones necesarias para evitar sufrimientos innecesarios para aquellos que siempre sufren primero-los débiles y los desvalidos. Nada de esto está destinado a ocurrir. El ser humano tiene el derecho y el poder dados por Dios de tomar sus propias decisiones que producen efectos en el momento siguiente. Esperemos que todos nosotros podamos sintonizarnos con el espíritu de nuestra Madre Tierra y escuchar su guía. ¡Dios nos bendiga a todos!